Iglesia colonial de Boyá

img

El templo Nuestra Señora de Aguas Santas de Boyá, constituye una de las joyas arquitectónicas más impresionantes que aún se conserva desde los tiempos de la colonia.

Está considerada por los investigadores como monumento histórico y religioso. También es calificada como un símbolo del patrimonio cultural dominicano.

Con su impresionante campanario y su estructura gótica, se ubica en el corazón del poblado de Boyá, distante a 62 kilómetros  al norte de Santo Domingo y a sólo seis de la ciudad de Monte Plata.

La imponente iglesia se visualiza rodeada por los vecinos y las majestuosas montañas que, erguidas, acarician las nubes para, tras el estímulo, hacerlas llover.

SABANA G. BOYA – Visita Santo Domingo

Según el investigador Yddar de los Santos, su construcción se remonta al año 1690 y fue inspirada en el palacio Escorial bajo el reinado de Felipe II. Refiere que desde que fue erigida ha sido el alma de la religiosidad y la fe de los residentes en la comunidad, siendo el día más sobresaliente el 14 de agosto, cuando se celebra el día de Aguas Santas, patrona del lugar.

De los Santos asegura, que entre los acontecimientos históricos de mayor relevancia que se han recopilado con relación al santuario de Boyá, figuran la sepultura del cacique Enriquillo y el bautismo de Monseñor Fernando Arturo de Meriño, denominado “pico de oro”, por su extraordinario dominio de la oratoria.

Dice que Enrique Bejo (Enriquillo), cacique de Jaragua y héroe de Bahoruco, tras 14 años de lucha y habiendo logrado obligar a las autoridades de Santo Domingo a firmar el tratado de paz, decidió retirarse a Boyá en 1533, donde luego murió siendo sepultados sus restos, precisamente  en el punto donde más tarde se construyó el templo.

Sobre este tema y el entierro del aguerrido cacique en la entonces villa, se han tejido diversas historias de múltiples inquisidores que todavía no están muy claras. Pero lo que sí aseguran otros como Héctor Zambrano, es que en el poblado de Boyá fueron exterminados los últimos aborígenes de la isla y por tanto, se le ha denominado  como el “Último reducto de la raza indígena” de  Santo Domingo.

Fundación de Boyá
En cuanto a la conformación del pequeño poblado del Este, Yddar de los Santos coincide con Fray Cipriano de Utrera, al indicar que nace hacia el 1531, fruto de un levantamiento de los Padres Jerónimos Rodrigo Figueroa y Sebastián Ramírez de Fuenleal.

Para el año 1571, la población estaba compuesta por 13 vecinos cabezas de familias: Tomás de Aguirre, Antonio Gato, Domingo González, Bartolomé Pérez, Francisco Ortiz, Pedro Jorge, Juan Hernández, Pedro Rubio, Cristóbal de Santa Ana, Andrés Hernández, Mariano Hernández, Amador Hernández y Diego de Céspedes.

En el 2004 el Congreso de la República, mediante ley, elevó a Boyá de sección a Distrito Municipal, con el poblado de El Cacique como principal sección, también forman parte de Centro Boyá, El Mamey, Otaña, el Mirador, Cruz Morillo, Los Naranjos y Cruce de Toñé.

Las primeras autoridades del lugar, después de su ascenso a Distrito Municipal, fueron Gumersindo Marte (delegado), Rosa Yaquelin de la Rosa (tesorera), Gabino González, Víctor Taveras y Alcibíades Reyes (miembros).

Conforme a datos ofrecidos por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), en su Censo de 2003, en Boyá había unos 4 mil 200 habitantes, quienes recibían sus ingresos de la ganadería, la agricultura y las remesas que recibían procedentes del extranjero, específicamente de los Estados Unidos y de Europa.

La actualidad
Todavía Boyá continúa siendo un reducido poblado semejante a una plaza con la hermosa iglesia al centro, dotada de su atrio santo, si bien no es una pirámide egipcia, esta es su mejor carta de presentación.

El sacerdote de Monte Plata, Cesáreo Núñez, entiende que el templo debe ser conservado, cuidado y protegido debido a que en el país hay pocos como ese.

Quienes van hacia el poblado de Sabana Grande y no andan muy rápido, pueden darse una paradita en la iglesia y luego de entablar una conversación con El Creador, vaya un poco más al norte y disfrute del espectacular salto de Zocoa.

  • Facebook

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar
A %d blogueros les gusta esto: