Monte Plata

El territorio que ocupa hoy la provincia de Monte Plata, formaba parte del cacicazgo de Higüey o Icayagua. Ese hecho da a esta provincia un especial interés para el estudio de la cultura aborigen ya que se localiza un importante cementerio de este grupo étnico.

Los registros oficiales de la Corona Española relatan el fin de los últimos Taínos de la isla Hispaniola. Estos eran los que se rebelaron con el Cacique Enriquillo en los años del 1519 hasta el 1534. El indígena Enriquillo, principal líder revolucionario taíno, realizó un armisticio efectuado en 1533 con las tropas españolas, dando lugar a la aparición de Boyá como territorio para el asentamiento definitivo del último reducto de los aborígenes de Quisqueya gracias a las enfermedades que transmitieron los colonizadores.

El establecimiento de la población que hoy habita en los enclaves del Norte de la ciudad de Santo Domingo y que llevan como nombres Monte Plata y Bayaguana son una consecuencia de las denominadas devastaciones de Ozorio (1605-1606), las autoridades españolas, que en ese entonces fungía como monarca Felipe III, en el año 1603 deciden mediante Cédula Real despoblar la zona noroeste de la isla a fin de eliminar el contrabando de ganado, cueros y otros productos que se estaba produciendo por esa parte de la isla, y en el año 1605 el gobernador Osorio puso en vigencia la Cédula Real que establecía que todas las poblaciones de la banda del norte que se dedicaban a contrabandear tenían que ser despoblada.

Las poblaciones con sus pertenencias de las ciudades de Monte Cristi, Puerto Plata, Bayajá y Yaguana fueron trasladadas al sureste de la isla donde se fundaron dos nuevas ciudades nombradas Monte Plata y Bayaguana, los nombres de estas ciudades son el resultado de la fusión de Monte Cristi y Puerto Plata, y de Bayajá y Yaguana.

A %d blogueros les gusta esto: